Paralelamente al trabajo en solitario, de una manera creciente Miguel A. García trabaja en formato ensemble, combinando su particular estética electroacústica con intervenciones de músicos acústicos en tiempo real, utilizando como mediación partituras, tanto en notaciones experimentales como tradicionales.

Ensemble